Bienes de inversión en la empresa, ¿cómo se deducen?

Bienes de inversión en la empresa, ¿cómo se deducen?

Si dispones de una empresa o un negocio es muy probable que en algún momento hayas comprado bienes de inversión para poder desarrollar tu actividad. Pero, ¿sabes cómo deducir fiscalmente estos bienes de inversión? En este artículo te vamos a dar las claves para entender qué son los bienes de inversión en la empresa y cómo se deducen fiscalmente.

bienes de inversión

¿Qué son los bienes de inversión en la empresa?

Para saber cómo podemos deducir fiscalmente los bienes de inversión en nuestro negocio, lo primero que debemos saber es qué es un bien de inversión. Un bien de inversión en una empresa es aquel que es destinado para el uso como medio de producción en un periodo de tiempo. El criterio más extendido es que sea utilizado durante al menos un año.

A modo de ejemplo, un bien de inversión puede ser una impresora, siempre que la misma sea utilizada durante su vida útil en la actividad de la empresa. Otro tipo de bien de inversión puede ser un inmueble que sea utilizado como sede de la empresa o alquilado para la obtención de un rendimiento.

Los bienes de inversión no debemos confundirlos con aquellos bienes que, aunque estén en nuestro poder durante más de un año son consumibles, es decir que los tenemos en la empresa para venderlos de forma directa, transformados o unidos a otras mercancías. En este caso no son bienes de inversión sino que forman parte de nuestro stock, con un tratamiento específico que abordaremos en otra entrada de nuestro blog.

¿Cómo se deducen fiscalmente los bienes de inversión?

Una vez que tenemos identificados los bienes de inversión dentro de nuestra empresa, debemos de comprobar si serán reconocidos como tales a efectos de IVA e IRPF, ya que existen valores mínimos para que sean considerados como bienes de inversión deducibles.

  • A efectos de IVA, el bien debe tener un valor superior a 3.005,00 €, sin incluir el IVA, es decir, que la base imponible de la adquisición debe superar el importe de referencia.
  • A efectos del IRPF, el bien debe tener un valor superior a 300,00 €.

También debemos de tener en cuenta que no se consideran gasto total ya que deben de amortizarse en el tiempo. Es importante tratar de forma correcta los gastos de nuestros bienes de inversión para evitar incidencias con la Agencia Tributaria.

Para ello hemos de guiarnos por las tablas establecidas por la Agencia Tributaria para la amortización de bienes de inversión. De cara al impuesto de sociedades, existen dos tipos de tablas: una para la estimación directa simplificada y otra tabla de amortización lineal. A continuación detallamos los coeficientes y períodos máximos de amortización según el bien de inversión del que se trate:

Tabla de amortización simplificada para bienes de inversión

 

Grupo Elementos patrimoniales Coeficiente lineal máx. (%) Periodo max. (años)
1 Edificios y otras construcciones 3 68
2 Instalaciones, mobiliario, enseres y resto del inmovilizado material 10 20
3 Maquinaria 12 18
4 Elementos de Transporte 16 14
5 Equipos para tratamiento de la información y sistemas y programas informáticos 26 10
6 Útiles y herramientas 30 8
7 Ganado vacuno, porcino, ovino y caprino 16 14
8 Ganado equino y frutales no cítricos 8 25
9 Frutales cítricos y viñedos 4 50
10 Olivar 2 100

 

Tabla de amortización lineal para bienes de inversión

 

Tipo de elemento Coeficiente lineal max. (%) Periodo max. (años)
Obra civil
Obra civil general 2% 100
Pavimentos 6% 34
Infraestructuras y obras mineras 7% 30
Centrales
Centrales hidráulicas 2% 100
Centrales nucleares 3% 60
Centrales de carbón 4% 50
Centrales renovables 7% 30
Otras centrales 5% 40
Edificios
Edificios industriales 3% 68
Terrenos dedicados exclusivamente a escombreras 4% 50
Almacenes y depósitos (gaseosos, líquidos y sólidos) 7% 30
Edificios comerciales, administrativos, de servicios y viviendas 2% 100
Instalaciones
Subestaciones. Redes de transportes y distribución de energía 5% 40
Cables 7% 30
Resto instalaciones 10% 20
Maquinaria 12% 18
Equipos médicos y asimilados 15% 14
Elementos de transporte
Locomotoras, vagones y equipos de tracción 8% 25
Buques, aeronaves 10% 20
Elementos de transporte interno 10% 20
Elementos de transporte externo 16% 14
Autocamiones 20% 10
Mobiliario y enseres
Mobiliario 10% 20
Lencería 25% 8
Cristalería 50% 4
Útiles y herramientas 25% 8
Moldes, matrices y modelos 33% 6
Otros enseres 15% 14
Equipos electrónicos e informáticos. Sistemas y programas
Equipos electrónicos 20% 10
Equipos para procesos de información 25% 8
Sistemas y programas informáticos 33% 6
Producciones cinematográficas, fonográficas, videos y series audiovisuales 33% 6
Otros elementos 10%

 

Otro aspecto importante es la obligatoriedad de llevar un libro específico de registro de los bienes de inversión. En este libro tendremos que registrar las compras de estos bienes. Esto es debido a que la Agencia Tributaria en sus acciones de comprobación suele requerir los cuadros de amortización de estos bienes para comprobar que la amortización de los bienes de inversión se esté realizando de forma correcta.

Esperamos que nuestro artículo te haya ayudado a comprender mejor qué son los bienes de inversión y cómo se los puede deducir tu empresa a nivel fiscal. Si aún así, sigues teniendo dudas o necesitas que te ayudemos con la gestión de tus bienes de inversión, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario:

Solicita INFORMACIÓN SIN COMPROMISO


    Redes SocialesBuscadoresRecomendaciónOtro

    * Campo requerido



    Chatea con nosotros
    Hola, ¿tienes alguna duda?
    Hola, 👋
    ¿Necesitas ayuda para gestionar los bienes de inversión de tu negocio?