Declaración de la renta para autónomos: ¿Qué cambia con el Real Decreto 1008/2023?

Declaración de la renta para autónomos: ¿Qué cambia con el Real Decreto 1008/2023?

Si eres autónomo, sabrás que cada año tienes que presentar la declaración de la renta, el impuesto que grava tus ingresos como trabajador por cuenta propia. Sin embargo, lo que quizás no sepas es que desde el 1 de enero de 2023, hay una nueva obligación de declarar que afecta a todos los autónomos, independientemente de sus ingresos o gastos. Se trata de una medida que se ha introducido con el Real Decreto 1008/2023, de 5 de diciembre, que modifica el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades (IS), entre otras cuestiones.

En este post, te explicamos en qué consiste esta nueva obligación de declarar, a quiénes afecta, cómo se presenta la declaración y qué consecuencias tiene para los autónomos. Si quieres estar al día de las novedades fiscales que te afectan como trabajador por cuenta propia, sigue leyendo.

¿En qué consiste la nueva obligación de declarar para los autónomos?

La nueva obligación de declarar para los autónomos se incorpora al artículo 96 del Reglamento del IRPF, que establece los casos en los que los contribuyentes están obligados a presentar la declaración de la renta. Hasta ahora, los autónomos solo estaban obligados a declarar si sus rendimientos netos superaban los 22.000 euros anuales, o los 14.000 euros si tenían más de un pagador, entre otros supuestos. Sin embargo, con el Real Decreto 1008/2023, se añade un nuevo apartado al artículo 96, que dice lo siguiente:

«4. Estarán obligados a declarar todas aquellas personas físicas que en cualquier momento del período impositivo hubieran estado de alta, como trabajadores por cuenta propia, en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.»

Esto significa que, a partir de 2023, todos los autónomos que hayan estado dados de alta en alguno de estos regímenes de la Seguridad Social, aunque sea por un solo día, tendrán que presentar la declaración de la renta, independientemente de sus ingresos o gastos. 

Declaración de la renta para autónomos: ¿Qué cambia con el Real Decreto 1008/2023?

¿A quiénes afecta la nueva obligación de declarar?

La nueva obligación de declarar afecta a todos los autónomos que hayan estado dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA) o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, en cualquier momento del año 2023. Esto incluye a los autónomos que hayan iniciado o cesado su actividad durante el año, así como a los que hayan mantenido su actividad de forma continuada.

¿Cómo se presenta la declaración de la renta para los autónomos?

La declaración de la renta para los autónomos se presenta de la misma forma que para el resto de contribuyentes, a través del programa Renta Web, al que se puede acceder desde la página web de la Agencia Tributaria o desde la aplicación móvil. El plazo para presentar la declaración es establecido todos los años por la Administración, si bien suele ser entre abril y junio de cada año.

Para presentar la declaración, los autónomos tienen que cumplimentar el modelo 100, que consta de varias páginas y anexos, según el tipo de actividad que realicen y el régimen de tributación que elijan. Los autónomos pueden optar entre el régimen de estimación directa, que consiste en declarar los ingresos y gastos reales de la actividad, o el régimen de estimación objetiva, que consiste en aplicar unos módulos o índices fijados por la Administración, según el sector y la localización de la actividad.

¿Qué consecuencias tiene la nueva obligación de declarar para los autónomos?

La nueva obligación de declarar para los autónomos tiene varias consecuencias, tanto positivas como negativas, que conviene tener en cuenta. Por un lado, la nueva obligación de declarar supone una mayor carga administrativa y burocrática para los autónomos, que tendrán que dedicar más tiempo y recursos a cumplir con sus obligaciones fiscales. Además, la nueva obligación de declarar puede suponer un mayor pago de impuestos para algunos autónomos, especialmente para aquellos que tengan ingresos bajos o nulos, que antes no tenían que declarar y ahora sí.

Por otro lado, la nueva obligación de declarar también puede tener algunos beneficios para los autónomos, como:

– Una mayor transparencia y seguridad jurídica, al evitar posibles sanciones o requerimientos por parte de la Administración.

– Una mayor facilidad para acceder a ayudas, subvenciones o créditos, al contar con una declaración de la renta que acredite los ingresos y gastos de la actividad.

– Una mayor posibilidad de aprovechar las deducciones, exenciones y otros beneficios fiscales que existen para los autónomos, al poder declarar todos los gastos deducibles de la actividad, así como las cuotas de la Seguridad Social, las aportaciones a planes de pensiones, las donaciones, etc.

¿Qué otras novedades fiscales afectan a los autónomos en 2023?

La nueva obligación de declarar para los autónomos no es la única novedad fiscal que afecta a los trabajadores por cuenta propia en 2023. El Real Decreto 1008/2023 introduce otras medidas que pueden interesar a los autónomos, como:

– La exención de los rendimientos del trabajo derivados de la entrega de acciones o participaciones a trabajadores de empresas emergentes, que se amplía a los autónomos que participen en este tipo de proyectos, siempre que cumplan ciertos requisitos.

– La ampliación del colectivo de mujeres con derecho a la deducción por maternidad, que se extiende a las autónomas que realicen una actividad por cuenta propia, aunque no estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social, siempre que cumplan ciertos requisitos.

– La mejora de la cuantía de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo y el umbral a partir del cual resulta aplicable, que beneficia a los autónomos que tributen en estimación directa y que tengan unos ingresos netos inferiores a 30.000 euros anuales.

– La modificación de los tipos de retención aplicable a la propiedad intelectual, que se reduce del 19% al 15% para los autónomos que sean titulares de derechos de autor, siempre que cumplan ciertos requisitos.

Estas son algunas de las novedades fiscales que afectan a los autónomos de cara a la RENTA del 2023, que se debe presentar el año que viene, pero no las únicas. Te recomendamos que estés atento a las posibles modificaciones que se puedan producir en el ámbito tributario, y que consultes con un asesor fiscal profesional antes de tomar cualquier decisión relacionada con tus impuestos.

Esperamos que este post te haya resultado útil e interesante. Si quieres saber más sobre la fiscalidad de los autónomos, puedes visitar nuestro blog, donde encontrarás más artículos sobre este tema. Y si necesitas contar con los servicios de una asesoría fiscal puedes rellenar el siguiente formulario para contactar con nostros. Estaremos encantados de ayudarte.


    Redes SocialesBuscadoresRecomendaciónOtro

    Responsable: Confislab Asesoramiento e Inversión S.L. | Finalidad: elaborar un presupuesto sin compromiso y mantener contacto contigo para cualquier duda | Legitimación: tu consentimiento al marcar la casilla “Sí, acepto la política de privacidad” | Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Arsys | Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.